Universidades de Japón y Finlandia colaborarán para desarrollar estándar 6G

Una nueva asociación intercontinental, entre universidades de Japón y Finlandia, tiene como objetivo realizar una investigación conjunta para desarrollar una hoja de ruta y el estándar para las redes móviles de sexta generación.

287

Un equipo internacional de investigadores de Japón y Finlandia trabajará para desarrollar tecnologías y estándares para la sexta generación de comunicaciones móviles, 6G, en el marco de un acuerdo de investigación conjunta entre los dos países.

Mediante la colaboración entre las universidades de Tokio y de Oulu, Japón y Finlandia iniciaron una asociación bilateral con el fin de crear una hoja de ruta para el estándar 6G y llevar a cabo una investigación sobre los componentes tecnológicos necesarios para implementar esta tecnología.

Esta no es la primera vez en el año que ambos países forjan alianzas para desarrollar la tecnología móvil 6G. En junio, durante la Cumbre Digital Global 2021, el consorcio japonés Beyond 5G Promotion y el programa de investigación finés 6G Flagship firmaron un memorando de entendimiento con el propósito de convertirse en líderes globales en el desarrollo de estándares 6G. 

Te recomendamos: Japón y Finlandia cooperarán en 6G

Matti Latva-aho, profesor de la Universidad de Oulu y director del programa nacional de investigación 6G Flagship en Finlandia, fue nombrado investigador global en la Universidad de Tokio. 

Ahí, en conjunto con el profesor Akihiro Nakao y su equipo, de la Escuela de Graduados de Ingeniería, trabajará para investigar y desarrollar futuras tecnologías 6G y estándares técnicos

Nakao cree que la tecnología 6G podría impactar a la sociedad de diferentes formas: “No se trata sólo de velocidades más altas y una respuesta más rápida, aunque estas cosas se mejorarán”, declaró el profesor.

Los objetivos de 6G incluyen una mejora masiva en la eficiencia energética, seguridad basada en la mecánica cuántica, optimización de red impulsada por IA, integración con redes satelitales y más. Para la vida cotidiana, todo esto significa que las personas tendrán una experiencia más fluida al comunicarse entre sí, así como al interactuar con servicios y dispositivos”, explicó Nakao.

Algunas áreas de la vida que podrían beneficiarse de 6G incluyen la atención médica, donde los sensores integrados de baja potencia podrían comunicar datos de salud en tiempo real a médicos o sistemas expertos; o la respuesta a desastres, ya que la integración con plataformas satelitales posibilita que si la infraestructura terrestre es dañada, entonces se puede mantener la comunicación esencial.

Esto es esencialmente importante en algún lugar como Japón, donde los terremotos, tsunamis, inundaciones e incluso volcanes son peligros muy reales que afectan la vida de las personas.

Latva-aho y Nakao esperan que la colaboración entre Japón y Finlandia pueda aprovechar lo mejor que cada país tiene para ofrecer. Ambos países tienen un historial de ampliar los límites de la tecnología de las comunicaciones mediante el desarrollo de estándares globales y la generación de marcas icónicas como Nokia.

“Como ingeniero, el desarrollo de la tecnología es, por supuesto, muy emocionante, pero 6G va más allá. Más que una infraestructura de comunicaciones, se siente como una infraestructura social”, prosiguió Nakao. 

“Hemos adquirido fondos para 10 proyectos nacionales a gran escala, incluido el desarrollo de semiconductores, Realidad Aumentada, comunicaciones por satélite y más. Y esperamos llevar los frutos de nuestra investigación al campus universitario, donde podemos demostrar las capacidades de 6G de primera mano al ofrecer conferencias prácticas remotas y envolventes antes de presentar la tecnología al público”, concluyó.