¿Va Google al Pentágono para implementar tecnología con fines bélicos?

Google reiniciaría relaciones con el Pentágono para modernizar su tecnología de la nube con fines bélicos.

299

Google trabaja en una nueva propuesta de proyecto para el Pentágono de Estados Unidos, reveló el diario The New York Times.

Esta información surge tres años después de que Google se viera forzado a dejar un proyecto de Inteligencia Artificial con la misma institución militar, pues los empleados de la compañía californiana protestaron por ello.

El diario neoyorquino recordó que en 2018 miles de empleados de Google firmaron una carta de protesta por la participación de la empresa en Project Maven, un programa militar que utiliza Inteligencia Artificial para interpretar imágenes de video y que podría usarse para refinar la orientación de los ataques con drones.

A raíz de dichas protestas, la compañía decidió no renovar el contrato con el Pentágono.

The New York Times señala que el Pentágono busca modernizar su tecnología en la Nube y continuar con el proyecto de Inteligencia Artificial para mejorar su participación en el campo de batalla cuando así lo requiera.

El nuevo contrato reemplaza a uno con Microsoft que se canceló este verano, dice el diario estadounidense, en medio de una larga batalla legal con Amazon.

“El reinicio del Pentágono de su proyecto de computación en la Nube le ha dado a Google la oportunidad de volver a participar en la licitación, y la compañía se ha apresurado a preparar una propuesta para presentarla a los funcionarios de Defensa, indicaron cuatro personas familiarizadas con el asunto que no estaban autorizadas a hablar públicamente.

“No está claro si el trabajo, que proporcionaría al Departamento de Defensa acceso a los productos en la Nube de Google, violaría la Inteligencia Artificial de Google, aunque el Departamento de Defensa ha dicho que se espera que la tecnología apoye a los militares en combate. Pero las reglas del Pentágono sobre el acceso externo a datos confidenciales o clasificados podrían evitar que Google vea exactamente cómo se usa su tecnología”, agrega The New York Times.