El 2019 dejó iniciada una averiguación que involucra a un vehículo de conducción autónoma de la marca Tesla. 

El 30 de diciembre, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Estados Unidos (NHTSA) reveló que en la ciudad de Los Ángeles, dos personas a bordo de un auto Honda Civic fueron impactadas por un Tesla Model S causándoles la muerte, cuando el vehículo estaba, posiblemente, en la función de piloto automático.

La función de piloto automático debe garantizar un correcto funcionamiento para cambiar automáticamente de carril y mantener una distancia segura de otros vehículos. Sin embargo, tanto Tesla como la NHTSA declararon que dichos sistemas no son completamente autónomos, y que requieren la atención de los conductores humanos, lo que vuelve a la seguridad una decisión arbitraria del conductor humano.

Reuters informó que este accidente del “Autopilot” se suma a los tres vehículos Tesla que estuvieron involucrados en accidentes fatales en EE.UU. desde el 2016 a la fecha.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here