Vehículos autónomos podrían fomentar la desigualdad en comunidades de bajos ingresos

405

Aunque los defensores de los vehículos autónomos argumentan que estos autos ayudarán a evitar accidentes en carreteras y a mejorar el tráfico, un nuevo estudio realizado por la organización sin fines de lucro Union of Concerned Scientists, afirma que esta nueva tecnología podría aumentar la congestión de tráfico en las calles, así como fomentar la desigualdad en las grandes ciudades.

La investigación se centró en la ciudad de Washington DC y sus principales hallazgos fueron que los vehículos autónomos aumentarían el número de autos en las calles hasta 66 por ciento para 2040.

Esta congestión implicaría menores oportunidades de movilidad y acceso a empleos para las comunidades de bajos ingresos. Además, en caso de no existir una rápida transición a vehículos eléctricos, el aumento de autos en estas zonas agravará el calentamiento global.

Frente a este escenario los científicos recomiendan que los legisladores deben actuar lo antes posible para maximizar los beneficios de la conducción autónoma, así como eliminar los riesgos.

Proponen la implementación de un sistema de transporte compartido asequible con grupos de usuarios que viajan a destinos similares, de esta forma se reduciría la congestión de autos y aumentaría las oportunidades para poblaciones que carecen de transporte actualmente.

El informe también sugiere una multa para cualquier vehículo autónomo que viaje con un solo conductor, de esta forma fomentaría el uso compartido de vehículos.

Por último, la inversión en la modernización del transporte público garantizaría que la conducción autónoma se complemente para apoyar el crecimiento de las ciudades inteligentes y sostenibles.