De acuerdo con un reciente reporte de TrendForce, gracias al desarrollo de la industria de autos conectados, especialmente la expansión de las soluciones que conectan vehículos y ecosistemas V2X, con ayuda de la nueva generación de redes inalámbricas (5G), se proyecta que la cantidad de autos conectados vendidos alcance 74 millones de unidades en 2025. Esto se traduce en una tasa de penetración del 80 por ciento.

Para 2020, las cifras no son tan alentadoras. A causa de la pandemia por Covid-19, se espera que el volumen global de ventas de automóviles en 2020 disminuirá en un 20 por ciento.

Caroline Chen, analista de TrendForce, adjudica el rápido aumento en la tasa de penetración de los automóviles conectados a dos aspectos principales: el primero son las directrices gubernamentales que arropan el desarrollo de las tecnologías V2X, automóviles conectados y vehículos inteligentes como prioridades de desarrollo nacional.

El segundo aspecto, es la potencial rentabilidad que representarán las aplicaciones comerciales basadas en Big Data que acompañarán  la adopción generalizada de V2X.

Además de mejorar la experiencia del usuario de V2X, la integración 5G también amplía las funcionalidades de V2X desde la asistencia de emergencia existente y las funciones de entretenimiento multimedia hasta la seguridad del conductor.

Según TrendForce, el nuevo estándar móvil 5G es una parte indispensable del desarrollo de vehículos inteligentes, ya que sirve como el principal impulsor de oportunidades comerciales en los sectores de software y hardware automotriz.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here