Veon vende sus torres en Rusia por casi mil millones de dólares

VimpelCom, filial de Veon, busca conseguir liquidez con la transacción para invertir en otros elementos de su infraestructura activa.

197

El conglomerado Veon, matriz del operador VimpelCom, pactó un acuerdo con Service-Telecom para venderle su cartera de torres de telecomunicaciones en Rusia, por un valor de 970 millones de dólares (70.65 billones de rublos rusos).

Con esta transacción, Service-Telecom se hará del total de los activos de National Tower Company, una filial de Veon, que abarca 15 mil 400 emplazamientos móviles en el país.

VimpelCom, que opera bajo la marca Beeline, se quedará con el resto de su infraestructura móvil activa y los mástiles ubicados en tejados. Además, las empresas firmaron un acuerdo a largo plazo para la prestación de servicios a VimpelCom durante un periodo inicial de ocho años.

El convenio de compraventa contempla un programa de construcción de 5 mil nuevos sitios repartidos por la nación. Se prevé alcanzar la meta hacia 2029. Las compañías también se asociaron para buscar inversiones futuras para la modernización de la red y trabajar juntas en la consolidación del mercado ruso.

También lee: Towercos, negocio en auge pero con retos a futuro

Veon se desprenderá de su cartera de mástiles para maximizar el valor de infraestructura, y tener mayor flexibilidad operativa y financiera para brindar servicios móviles de calidad a los clientes de Beeline en Rusia.

Con el capital liberado, Veon podrá cubrir deuda e invertir en otros segmentos críticos de la red de infraestructura activa y en otras oportunidades de negocio, afirmó el Director Ejecutivo de la multinacional, Kaan Terzioğlu.

Antes de cerrar la transacción, el convenio deberá obtener las aprobaciones regulatorias, lo cual podría suceder en el último trimestre de este año.