La lucha contra el coronavirus sigue en marcha. Ahora, los investigadores del King’s College de Londres han desarrollado una aplicación por medio de la cual los usuarios de relojes inteligentes podrían ayudar a detectar la enfermedad.

Los investigadores creen que los cambios de frecuencia cardiaca, la actividad y los patrones de sueño podrían ayudar a detectar el coronavirus, en conjunto con la aplicación Mass Science, la cual rastrea los signos vitales de miles de personas que utilizan dispositivos de medición de actividad como FitBit.

Asimismo, los participantes también pueden usar la aplicación para proporcionar información sobre la ubicación geográfica, el estado de ánimo y la salud mental.

“Con la falta de información sobre quiénes están infectados en la población, especialmente los asintomáticos, estamos investigando cómo se pueden usar los datos portátiles para detectar Covid-19”, señaló el autor principal del estudio, Amos Folarin, del King’s College London en el Reino Unido.

“A medida que se reabran las tiendas, las escuelas y otras empresas, esperamos un aumento general de la población y el potencial para una segunda ola de Covid-19”, compartió Folarin.

Los investigadores financiados por el Instituto Nacional de Investigación en Salud del NHS, creen que eventualmente podrán usar los datos para desarrollar una herramienta para detectar infecciones desde su inicio.

Algunas de las investigaciones iniciales mostraron que los datos de frecuencia cardiaca en reposo y otros datos provenientes de los dispositivos portátiles tienen el potencial de identificar enfermedades similares a la gripe antes de que aparezcan los síntomas.

Cuantas más personas logren reclutar el estudio Covid-Collab, mejor capacidad tendrán los investigadores para comprender las preguntas clave.

Un estudio realizado por la Universidad de Stanford analizó los datos de 31 usuarios de Fitbit que habían contraído Covid-19 y encontraron cambios en la frecuencia cardiaca. El número de pasos caminados y el sueño fueron las señas evidentes en el 80 por ciento de los casos.

En algunos casos, los signos de infección eran claros nueve días antes de que comenzaran los síntomas reveladores de tos, fiebre o pérdida del gusto y el olfato.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here