Wing retira sus drones de reparto en Australia por los ataques de los cuervos

Un vídeo muestra cómo un cuervo australiano intenta derribar un dron de reparto. Una práctica poco común, pero que puede ocasionar graves daños.

205

Hipertextual-Rubén Chicharro

Wing, compañía de drones de reparto en Australia, ha suspendido su actividad de forma temporal tras descubrir que un cuervo australiano casi derriba una de sus unidades. Los drones, que permiten llevar pedidos rápidamente de la tienda al domicilio, cuentan con hélices en gran parte del casco superior. Los cuervos, sin embargo parecen haber encontrado el punto débil: el timón de dirección.

Ben Roberts, un ciudadano que asegura recibir siempre pedidos a través de Wing, ha podido grabar una secuencia en la que se observa un cuervo australiano batallar contra uno de los drones de reparto que la compañía tiene en su flota. En el clip, de apenas unos segundos de duración, se aprecia cómo el dron llega a su destino y comienza a descender lentamente para dejar el paquete en el suelo.

De fondo se puede escuchar el canto de un cuervo, que no tarda en localizar el objeto volador y posarse sobre la parte trasera con el objetivo de derribarlo.

El dron de reparto, pese a los bruscos movimientos, se mantiene en el aire y consigue estabilizarse. Finalmente, el ave se da por vencido y el dispositivo puede dejar el paquete sin problema. Roberts asegura en su perfil de LinkedIn que han sido un par de cuervos australianos los que han intentado atacar a los drones recientemente, y lo que se muestra en el vídeo ha sido lo más cerca que han estado de derribarlos.

Wing asegura que las aves no suponen un riesgo para sus drones de reparto

Wing drones de reparto

Según Gizmodo, la compañía ha retirado de forma temporal los drones de reparto. Posiblemente, para evitar mayores incidentes. El dron podría caer sobre un humano y ocasionarle graves daños, o sobre la carretera, provocando un accidente de tráfico.

Wing, sin embargo, asegura que es muy poco probable que un ave derribe uno de sus drones de reparto. Alega, además, que son “sucesos muy extraños”, y suelen ocurrir en temporada de anidación, donde las aves “se abalanzan sobre objetos en movimiento”. Por lo tanto, es probable que el servicio haya suspendido la entrega durante unos días, hasta que disminuya la afluencia de estas aves.

No es la primera vez que una empresa suspende sus drones de reparto de forma indefinida por riesgo de caída. En Suiza, un programa de entrega de pedidos mediante drones tuvo que detener su actividad después de que una de sus unidades se estrellara en un lugar cerca de un grupo de niños, según informó el portal F.A.Z. El equipo contaba con un paraidas que previene la colisión, pero las hélices lo cortaron.