Xiaomi y Oppo aprovechan vacío de Huawei en el mercado

286

La recuperación del mercado de smartphones se aceleró en el primer trimestre de 2021, conforme varios países, en especial China, logran superar el estancamiento económico provocado por la pandemia de la Covid-19. Destaca en este periodo el desempeño de marcas chinas como Xiaomi y Oppo que han buscado capitalizar el vacío dejado por Huawei.

La consultora IDC estima que el mercado de smartphones a nivel mundial reportó un crecimiento de 25.5 por ciento respecto al primer trimestre del año pasado con 345.5 millones de unidades enviadas en el periodo. Canalys, por su parte, muestra una tasa ligeramente más positiva en 27 por ciento hasta 347.4 millones de unidades.

“La recuperación avanza más rápido de lo que esperábamos, lo que demuestra claramente un apetito saludable por los teléfonos inteligentes a nivel mundial. Pero en medio de este crecimiento fenomenal, debemos recordar que estamos comparando con uno de los peores trimestres en la historia de los teléfonos inteligentes, el primer trimestre de 2020, el inicio de la pandemia cuando la mayor parte de la cadena de suministro estaba paralizada y China estaba completamente en confinamiento”, dijo Nabila Popal, directora de Investigación de Worldwide Mobile Device Trackers de IDC.

Popal añade que aun si se le compara respecto al 2019, el crecimiento del mercado continúa siendo muy positivo (11%). Explica que el mercado se vio beneficiado por un renovado ciclo de reemplazo de dispositivos y el interés de los usuarios por 5G.

En el último año se han registrado relevantes movimientos en el mercado de smartphones, incluyendo la dramática reducción en las ventas de Huawei a causa de las restricciones comerciales impuestas por Estados Unidos; y la salida del gigante surcoreano LG, que pese a la constante innovación y diferenciación de sus dispositivos, no fue suficiente para competir a los niveles de precios y la rapidez con la que se mueven otros adversarios.

“Esto demuestra que los precios agresivos y la estrategia de canales son más importantes que la diferenciación del hardware en la actualidad. LG tiene la mayor parte de su participación en América, el 80 por ciento de su total en 2020, lo que presenta nuevas oportunidades para empresas como Motorola, TCL, Nokia y ZTE, particularmente a precios por debajo de los 200 dólares. A medida que el mercado de teléfonos inteligentes continúa consolidándose, esta no será la última vez que los proveedores establecidos luchen por los restos de una marca derrotada”, señala Sanyam Chaurasia, analista de Canalys.

Luego de verse amenazada por Huawei, Samsung logró consolidarse nuevamente en el primer lugar a nivel mundial por número de dispositivos enviados. Durante el primer trimestre envío un total de 76.5 millones de dispositivos, según Canalys, lo que representa un crecimiento de 28 por ciento respecto al mismo periodo de un año antes.

Asimismo, Apple logró colocar en el mercado 52.4 millones de iPhones durante el primer trimestre de 2021, 41 por ciento más que un año antes, apoyada por una buena demanda del nuevo modelo iPhone 12 con 5G, además del continuo atractivo de modelos anteriores como el iPhone 11.

Xiaomi y Oppo, por su parte, reportaron las tasas de crecimiento más altas de entre el Top 5 de fabricantes, con 62 y 60 por ciento, respectivamente, seguidas de cerca por Vivo con 48 por ciento.

Xiaomi, que ha logrado mejorar sus canales de distribución, logró colocar en el mercado 49 millones de dispositivos en el primer trimestre. 

“Además del gran valor del producto, Xiaomi ahora también está avanzando para reclutar talento local, volverse más amigable con los canales y liderar la innovación de alta gama, como se ve con el Mi 11 Ultra y su reciente dispositivo plegable, el Mi Mix Fold”, dijo el Director de Investigación de Canalys, Ben Stanton.

Stanton también destaca el desempeño de los fabricantes chinos Oppo y Vivo, que han entrado agresivamente a la gama media, ampliando su presencia a nivel mundial. Sin embargo, considera que Honor, marca desprendida de Huawei, representa una nueva amenaza ahora que ha logrado consolidar acuerdos para acceso a componentes y distribución de sus dispositivos.