Ya no hay reservas IPv4 y esperar direcciones recuperadas podría tardar mucho tiempo

LACNIC advierte que las organizaciones deben transitar hacia IPv6 cuanto antes para que puedan atender sus necesidades IP, pues el protocolo anterior ya sobrevive artificialmente.

0
123

Las direcciones del protocolo IPv4 se agotaron en agosto. Ya no hay reservas. Ahora, el Registro de Direcciones de Internet de América Latina y el Caribe (LACNIC) sólo se vale de la cantidad de bloques que pueda recuperar para asignarlos a otras organizaciones, pero eso puede llevar mucho tiempo y, al final de cuentas, no ser el camino más efectivo ni definitivo.

Durante el evento LACNIC 34 LACNOG 2020, realizado de manera virtual en esta ocasión, Alfredo Verderosa, gerente de Servicios de LACNIC, dijo que tienen 600 solicitudes de recursos IPv4 en espera, pero de ellas sólo 170 podrán ser aceptadas y recibir espacio en los 12 meses siguientes.

El resto deberá aguardar más tiempo, pues, en este momento, las asignaciones de IPv4 se encuentran en la fase tres de agotamiento, por lo que son restringidas en tamaño y periodicidad, explicó.

Mientras la fila de espera es larga, el volumen de bloques de direcciones que se pueden recibir y volver a otorgar es bajo. Además, una vez retornados tienen que atravesar por una cuarentena de medio año para ser liberados de nuevo, lo cual provoca largas esperas para las organizaciones que quieran atender sus necesidades de espacio IP.

Por ello, LACNIC ha hecho énfasis a lo largo de los últimos años en que es necesario que las empresas, operadores, instituciones y cualquier interesado despliegue IPv6 cuanto antes. Sólo al hacerlo se podrán promover de manera adecuada proyectos de conectividad, Internet de las cosas ó 5G en el futuro próximo.

Salvaguardar Internet

En el marco del mismo evento, la fundadora y directora del Centro de Análisis de Datos de Internet Aplicado (CAIDA, por sus siglas en inglés) de la Universidad de San Diego, Kimberly C. Claffy, expuso que uno de los desafíos más grandes en la actualidad para la comunidad es salvaguardar la seguridad y funcionamiento de Internet.

Claffy comentó que es fundamental resguardar los sistemas de direccionamiento, enrutamiento y los nombres de dominio con base en las mejores prácticas en la materia. Esta tarea no sólo implica resolver las vulnerabilidades técnicas subyacentes, sino también superar otras barreras sociales debido al alcance global de Internet.

La experta señaló que se pueden aprovechar las fuentes de datos existentes, relacionados con la seguridad de la red, para realizar análisis que permitan identificar amenazas en curso, evaluar mitigaciones propuestas y hacer un seguimiento de las mejoras. En ese proceso, puntualizó, se creará una red de conocimiento abierta, herramientas de software y se podrán relacionar la información con riesgos y daños reales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here