Youtube eliminará los contenidos falsos sobre cualquier vacuna

La prohibición de la plataforma incluye los vídeos que digan que causan autismo, cáncer o infertilidad, o que aseguren que pueden rastrear a quienes las reciben

210

El País

Youtube, la plataforma de vídeo más popular del mundo con más de 2.000 millones de usuarios activos al mes, ha anunciado este miércoles que eliminará todo contenido que alegue falsamente que las vacunas aprobadas por las autoridades sanitarias son peligrosas y causan efectos crónicos en la salud, que afirme que las vacunas no reducen la transmisión o contracción de enfermedades, o que contenga información errónea sobre las sustancias contenidas en las mismas.

“Esto incluirá el contenido que diga falsamente que las vacunas aprobadas causan autismo, cáncer o infertilidad, o que las sustancias en las vacunas pueden rastrear a quienes las reciben. Nuestras políticas no solo cubren las vacunas como enfermedades concretas, como el sarampión o la hepatitis B, sino que también se aplican a las declaraciones generales sobre las mismas”, continúa el comunicado de la compañía, propiedad de Google.

Las políticas de Youtube ya incluían medidas semejantes por lo que respecta a la vacuna contra la covid-19. “Desde el año pasado, eliminamos más de 130,000 videos por violar nuestras políticas sobre la vacuna de la covid”, asegura la empresa. La compañía ya prohibía también el contenido que promueve remedios dañinos, como decir que beber trementina puede curar enfermedades.

“Al igual que con nuestras pautas sobre la covid, consultamos con organizaciones de salud locales e internacionales y expertos en el desarrollo de estas políticas. Por ejemplo, nuestra nueva guía sobre los efectos secundarios de las vacunas se asigna a los recursos públicos de vacunas proporcionados por las autoridades de salud y respaldados por un consenso médico. Estos cambios de política entrarán en vigor hoy y, al igual que con cualquier actualización importante, nuestros sistemas tardarán un tiempo en aplicarlas por completo”, continúa el comunicado.

La compañía reconoce, sin embargo que existirán excepciones a sus nuevas políticas: “Dada la importancia de la discusión pública y el debate para el proceso científico, continuaremos permitiendo contenido sobre políticas de vacunas, ensayos de nuevas vacunas y éxitos o fracasos históricos de vacunas en YouTube. También se permitirán testimonios personales, siempre que el video no infrinja otras pautas de la comunidad o que el canal no muestre un patrón de promoción de la desconfianza ante las vacunas”.