YouTube y la UNESCO lanzan nuevo canal para apoyar a la educación en México

0
190

Business Insider Héctor Cueto

Es innegable que la pandemia de Covid-19 ha impactado en diversas áreas de nuestras vidas, y la educación ha sido una de las más afectadas. Debido a la crisis sanitaria, millones de niños se vieron en la necesidad de tomar sus clases en línea. Ahora, YouTube y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) presentaron el nuevo canal Mi Aula, una iniciativa que busca apoyar a estudiantes y docentes de educación secundaria y media superior tanto en México como Argentina.

«YouTube ha sido un lugar donde los usuarios encuentran tutoriales, información y lecciones útiles. Con el inicio del confinamiento hace un año, vimos un incremento en la forma en que las personas acudían a YouTube en busca de nuevos conocimientos», comenta Daniela Guerra, gerente de alianzas en contenido de educación para YouTube México.

De acuerdo con un estudio de Ipsos, 77% de los usuarios de YouTube a nivel global dijeron haber utilizado la plataforma para aprender una nueva habilidad durante 2020. «Otro dato relevante que encontramos fue un incremento de 50% en visualizaciones en el contenido sobre matemáticas desde el inicio de la pandemia», dijo.

Mi Aula es un canal de YouTube que cuenta con una curaduría trabajada en conjunto con la UNESCO de 2,641 videos para Argentina y México. Para nuestro país, este canal tiene 1,775 videos (divididos en 877 para secundaria y 878 para educación media-superior).

Toda persona que acceda a Mi Aula podrá encontrar listas de reproducción organizadas por grados y materias. Los videos disponibles en este canal ya se encontraban dentro de YouTube y fueron creados principalmente por Edutubers (creadores de contenido enfocados en la educación). Las listas de reproducción incluyen material de distintos Edutubers como Math2Me, Bully Magnets, CuriosaMente, Bióloga Elena, La Ciencia detrás de, entre otros. 

Este material fue organizado de acuerdo al curriculum nacional oficial establecido por la Secretaría de Educación Pública y el marco curricular común para bachillerato.

«En el caso de Secundaria, los y las estudiantes encontrarán material para todas las asignaturas del programa establecido por la SEP basados en los aprendizajes esperados», dijo por su parte Gabriela Rodriguez, consultora de educación de UNESCO México. «Para el nivel media-superior incluimos todo el contenido que se puede ubicar en el marco curricular común. Para las materias optativas, que tienen lugar en los últimos semestres, abarcamos aquellas asignaturas de mayor demanda; como el caso de probabilidad y de estadística», comenta.

¿Cómo se seleccionó el material presente en el canal Mi Aula de YouTube y la UNESCO?

De acuerdo con Rodríguez, una vez que se identificaron los aprendizajes esperados en los programas de estudio se empezó el proceso de selección de los videos que están en Mi Aula.

Los criterios que los guiaron en la curaduría de estos materiales fueron que el contenido de los videos estuviera alineados a los programas de estudio, los elementos didácticos que los Edutuber integraban en los mismos, el uso de lenguaje y cómo utilizaban los recursos audiovisuales.

A su vez, otro factor importante en la selección de los contenidos era la fecha de publicación para asegurarse de que fuera material actualizado. «Para México, 71.9% de los contenidos fueron publicados entre 2017 y 2020, por lo que tienen tres años de antigüedad cuando mucho», dijo Rodríguez.

Acercar a los jóvenes y docentes al desarrollo sostenible

La representante de la UNESCO dijo que parte de la selección de los videos se realizó con el fin de acercar a los jóvenes y docentes a los temas clave de la agenda 2030 y objetivos de desarrollo sostenible. «En México, el proyecto cuenta con 60 videos que están dirigidos a esos temas; cambio climático, pobreza, a la educación como un derecho, a la equidad de género. Y representan 3.4% de la curaduría», agrega.

Mi Aula también cuenta con distintos recursos producidos por las distintas agencias, fondos y programas de las Naciones Unidas, como UNESCO, CEPAL, ONU MUJERES, PNUD, entre otros. En México, esta selección de canales institucionales, representa 6.7% del total de la curaduría.

Business Insider México preguntó si la oferta de videos se iría expandiendo paulatinamente; sin embargo, Daniela Guerra dijo que, por el momento, el enfoque está en el lanzamiento del canal de Mi Aula. «Logramos abarcar el 100% de los aprendizajes esperados de los planes oficiales de estudio para estos grados. Pero, el recurso que recomendaría para quienes quieren ir más allá sería el Centro de Aprendizaje de YouTube. Ahí se tiene un panorama más amplio de contenido tanto académico, como de habilidades, curiosidades y conocimiento en general», señaló.

Guerra agregó que estarían viendo la retroalimentación del público para tomar decisiones sobre posibles actualizaciones en un futuro. «Definitivamente siempre hay más contenido educativo en YouTube y tenemos esa labor de continuar actualizándolos», dijo.

La educación en línea ha sido problemática en México durante la pandemia de Covid-19

En México, de acuerdo con la encuesta ENCOVID-19, 78.6% de las personas reportaron haber tenido dificultades para continuar con la educación de niñas, niños y adolescentes en casa. Entre las principales razones se encuentran la falta de computadora e internet (48.5%); falta de apoyo por parte de las y los maestros (31.4%); distracción de los niños y las niñas (21.1%); falta de conocimientos (17.1%) y falta de libros y/o material didáctico (14.9%).

A su vez, los esfuerzos de la SEP de usar medios digitales y tecnológicos para instrumentar un sistema de educación “en línea” se quedaron cortos, con un 55.7% de los hogares y sus niños siendo incapaces de tomarlos, de acuerdo con el estudio «Desarrollo Humano y Covid-19 en México: Desafíos para una recuperación sostenible” del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

De acuerdo con el estudio, en México «sólo 44.3% de los hogares cuenta con equipo de computación y únicamente 56.4% tiene conexión a internet. En el ámbito rural, las cifras son considerablemente menores: 20.6% y 23.4% de los hogares cuentan con computadora y con conexión a internet, respectivamente”.

Existe peligro de deserción escolar

La ausencia de los medios tecnológicos para sumarse a alguna de las estrategias del Gobierno de México podría contribuir a que las y los estudiantes trunquen ya abandonen sus estudios formales, y se estima una posible pérdida en la transición de Educación Secundaria a la Media Superior para el ciclo 2020-2021, al menos 800,000 alumnos.

Sin embargo, Mi Aula podría ser un complemento que ayude a continuar una educación. «Este recurso es complementario en lo que puede ser una clase de educación formal o para alguien que esté en un proceso escolarizado», explica Guerra. «La SEP ya está pendiente del proyecto de Mi Aula y estará disponible para que ellos lo difundan o compartan tanto con docentes como estudiantes y llegue al mayor número de usuarios posibles», agrega.

«El objetivo de esta curaduría es servir a los estudiantes y los docentes, acompañándolos en su aprendizaje para fortalecer estos contenidos que son clave en cualquier proceso de certificación», concluye Gabriela Rodríguez.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here