Expansión – Ignacio del Castillo

El fondo británico Zegona se ha convertido en el primer accionista de Euskaltel, con una participación del 20,94%, desbancando a Kutxabank, que se queda con un 19,8%.

Zegona anunció inicialmente su intención de lanzar una oferta pública voluntaria parcial para aumentar su participación en el operador, pero desistió de esta opción y se decantó por comprar acciones en el mercado.

El fondo británico, cuya junta de accionistas aprobó en febrero por unanimidad, una ampliación de capital por 112,8 millones para financiar la compra de acciones de Euskaltel, ha logrado finalmente ser el primer accionista al lograr el 20,94% de las acciones a fecha del 3 de abril.

Al superar el umbral del 20%, tiene la obligación de comunicar a la CNMV los datos sobre su participación que, en su última comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, era del 16,4%.

Zegona tiene intención de reclamar más presencia en el consejo de administración de la operadora vasca, donde cuenta con dos vocales, uno directo y otro independiente nombrado por el grupo británico. Además, pretende dar un cambio a la gestión del grupo vasco, incorporando al equipo gestor a José Miguel García, ex consejero delegado de Jazztel.

Con la incorporacion de García, el grupo británico pretende, por un lado, una mayor expansión geográfica en el resto de España, más allá de los planes actuales de Euskaltel, que ha planificado un tímido programa de expansión de su huella a Navarra, Cataluña, León, Cantabria y Rioja. Para ello tiene un acuerdo con el grupo británico Virgin, el mayor grupo de cable del Reino Unido, para utilizar la marca Virgin en toda España. De hecho, Euskaltel ya tiene un acuerdo mayorista para utilizar la red de Orange, tanto de fibra como móvil en toda España.

Pero, por otro lado, también pretende reducir más los costes con una mayor integración de las tres empresas principales que constituyen el grupo: Euskaltel, la gallega R y la asturiana Telecable. Esa mayor integración supondría, previsiblemente, la concentración de las diferentes tareas y servicios que ahora están triplicados en una sola sede, lo que probablemente supondría el recorte de puestos de trabajo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here