Zoom presenta su modo inmersivo, con formas más atractivas de reunión

Las reuniones cambian de escenario. ¿Ayudará a reducir la Fatiga de Zoom?

75

Fayerwayer-Kiko Perozo

Zoom y la pandemia van tomados de la mano. La app se convirtió en la principal aliada -y, muchas veces, enemiga- del mundo laboral durante 2020, y lo sigue siendo en 2021. Para darle una carga menos negativa a las reuniones, creó un modo inmersivo. ¿En qué consiste?

La vista inmersiva de Zoom convierte a la tradicional reunión de pantallas separadas en la simulación de una oficina, un auditorio o, incluso, una galería.

Este modo fue presentado en 2020, durante la conferencia denominada Zoomtopia. Sin embargo, ahora se encuentra disponible en las cuentas gratuitas y pro que asisten a reuniones y seminarios web con hasta 25 participantes.

Con el modo inmersivo se ubican a los participantes en una especie de oficina, con un aspecto muy realista, en lugar de un simple fondo plano.

Así se activa el modo inmersivo de Zoom

Para utilizar la vista inmersiva solo debes habilitarla en el menú donde están la vista de altavoz y la de galería. La app colocará automáticamente a los asistentes en varias escenas virtuales integradas, como una sala de juntas, un auditorio o una galería, como lo hemos dicho previamente.

Además, existe una opción muy curiosa en la que convierten la pantalla en un aula, con los alumnos sentados en sus puestos y la maestra en la parte superior derecha.

Modo inmersivo de Zoom

La principal limitación, como lo explica The Verge, es que el límite de la reunión en modo inmersivo es de 25 personas. Al pasarse, existirá un grupo que estará en una tira de miniaturas de video en la parte superior de la escena.

Cada persona debe contar con la más reciente actualización de la app, para poder estar a la par con la vista inmersiva.

¿Ayudará el modo inmersivo a evitar la Fatiga de Zoom?

Zoom, junto con Microsoft Teams y Skype, se convirtieron en herramientas fundamentales para el trabajo desde casa. Con las personas sin poder asistir a la oficina, con el fin de evitar contagios, las reuniones deben hacerse utilizando estas aplicaciones.

No obstante, también han surgido nuevas definiciones, de connotación negativa, como la Fatiga de Zoom. El desgaste de reuniones que duren varias horas es tal, con las personas encerradas en pantallitas, que la incomodidad solo va en aumento.

Modo inmersivo de Zoom

La Universidad de Stanford considera que la Fatiga de Zoom se genera por la mirada constante a la pantalla y la pérdida de interacción cara a cara con una persona. También cansa, incluso, el mirarse a uno mismo en cada reunión, permanentemente.

En las reuniones comunes, cara a cara, se mira solo al interlocutor, pero en una videollamada se mira a todos los que están presentes en la pantalla. Aumenta también la sensación cierta de que nos están mirando, lo que activa varias zonas cerebrales, generando el cansancio o la Fatiga de Zoom.

Es posible que el modo inmersivo favorezca a disminuir este agotamiento. Lo que no sabemos es si hará más entretenida una reunión de horas y horas.