El CEO de Zoom, Eric S. Yuan, anunció en una publicación de blog que la compañía se ocupará de resolver los problemas de privacidad que han sido expuestos por periodistas e incluso por el FBI, justo después que su popularidad subió hasta el cielo.

La popular app de videoconferencias ha pasado de tener 10 millones de usuarios diarios en diciembre a 200 millones de usuarios en marzo, según explicó su CEO.

Este aumento de usuarios representa un desafío para Zoom, ya que el servicio estaba diseñado para clientes empresariales. Por lo tanto, la compañía no estaba preparada para que, en cuestión de semanas, “todas las personas en el mundo de repente estuvieran trabajando, estudiando y socializando desde su hogar”, afirma Yuan.

Para resolver los problemas de seguridad, Zoom dedicará todos sus recursos  de ingeniería durante los próximos 90 días para solucionar sus “mayores problemas de confianza, seguridad y privacidad”.

Entre las principales acciones que Zoom implementará se encuentran:

  • Congelar de inmediato el desarrollo de nuevas funciones, y enfocar todos los recursos de ingeniería en resolver sus problemas de seguridad y privacidad.
  • Realizará una revisión exhaustiva con expertos ajenos a la compañía, así como con usuarios representativos, para hacer pruebas y comprender la seguridad en todos los casos nuevos de uso.
  • Elaboración de un informe de transparencia con detalles sobre solicitud de datos, registros y contenido.
  • Mejorar el programa de recompensas de búsqueda de errores.

Elon Musk no confía en Zoom

Zoom ya ha realizado algunas iniciativas para resolver sus problemas de seguridad, como eliminar un SDK de Facebook, el cual permitía la recopilación de datos de usuarios. También actualizó su política de privacidad y lanzó manuales para administradores sobre cómo asegurar sus reuniones o aulas virtuales.

Sin embargo, algunos siguen desconfiando sobre la seguridad y privacidad que puede ofrecer Zoom en cualquier reunión virtual.

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, la compañía de cohetes SpaceX, de Elon Musk, acaba de prohibir a sus empleados usar la aplicación de videollamadas.

El 28 de marzo, SpaceX envío un correo electrónico a sus empleados, donde advertía que todo acceso a Zoom había sido desactivado con efecto inmediato.

“Entendemos que muchos de nosotros estábamos usando esta herramienta para conferencias y reuniones de apoyo”, dijo SpaceX en el correo. “Utilice el correo electrónico, mensajes de texto o el teléfono, como medios alternativos de comunicación”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here