Milenio Bárbara Anderson

Solo entre abril y junio cerraron 10 mil 351 pymes en el país, según datos del IMSS. La ayuda inicial del gobierno de 25 mil pesos para evitar despidos durante la pandemia fue como un curita para una hemorragia. Ni las cámaras empresariales ni los bancos impulsaron planes genuinos de apoyo para los 4.1 millones de negocios con más de seis empleados que son ese motor económico que genera 52% del PIB nacional y 7 de cada 10 empleos formales.

Si bien es pequeño y acotado (aplica solo al área metropolitana de CdMx), Facebook lanza hoy una convocatoria para apoyar con dinero y publicidad a 815 pymes. Se trata de un fondo de 36 mdp, es decir, unos 44 mil 172 pesos para cada una. La mayor parte de este monto será en efectivo para pagar sueldos, renta y servicios. Los requisitos son simples: tener al menos un año de operación, emplear entre 2 y 50 personas y demostrar cómo el covid-19 afectó su operación. La convocatoria y la selección la realizará la plataforma de emprendedores Impact Hub.

Pero este programa no es solo para empresas chilangas: Mark Zuckerberg (que esta semana rompió el récord de sumar 100 mil mdd en su fortuna personal) destinó 6.3 mdd para sus cuatro mayores mercados latinoamericanos (sumando al nuestro a Brasil, Argentina y Colombia). El dinero —y la publicidad— están destinados a apoyar a 3 mil pymes, lo que significa un monto promedio de 2 mil 100 dólares a cada una.

“Dar créditos de publicidad ayuda también a enseñar a pescar, porque sabemos que la publicidad bien implementada en la plataforma trae retornos importantes”, me comentaba uno de los responsables del programa en Facebook México. Un ejemplo es Alejandra Montemayor, quien fundó hace 11 años “La talla perfecta”, una línea de lencería para personas de talla grande. Cuando comenzó la epidemia, sus ingresos cayeron 75% y cerró la tienda física. A partir de ahí dedicó toda su energía no solo a promocionar sus brasieres en Facebook e Instagram, sino a aprovechar para tener charlas en vivo cara a cara con sus clientes sobre cuestiones de fondo como el autoestima y respeto por el cuerpo sin importar el tamaño ni los estigmas. En mayo, con confinamiento y semáforo rojo, logró recuperar el volumen de ventas mensuales que tenía en 2019.

En julio pasado el Banco Mundial, la OCDE y Facebook realizaron una encuesta a 30 mil propietarios de pymes en 54 países para saber su situación en la pandemia. Los datos de México fueron de los peores: mientras 74% de las pymes a escala global siguieron operando, en nuestro país solo fueron 61%. Y además la caída pegó peor a las mujeres, ya que 53% de esta pymes propiedad de empresarias continuaron activas versus 68% de las lideradas por hombres. Así, solo 58% de los mexicanos son menos optimistas sobre el futuro de sus negocios versus 73% de la media internacional.

Ya llevamos seis meses de epidemia, y se deja solo en manos de la Subsecretaría de Salud la posibilidad de poder conseguir ingresos, mismos que solo llegarán si pueden trabajar.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here